Cristal Gym & Spinning Center. Completo gimnasio para que te mantengas en forma.
Ejercicios,músculos, Movimiento,estiramientos, respiración. ...

Estos son completos y equipado Gimnasios con toto tipos de máquinas para ejercicios.



Ven a mantenerte en forma y verás los resultados.

Estamos en Barcelona - Anzoátegui

Nuestra dirección: Av Intercomunal C.C. Cristal Plaza 2

Número de contacto: 281 - 2866221




Te recomendaremos algunos Tips básicos para entrenarte

Lo que debes saber antes de comenzar una rutina de ejercicios.


1)Poco a poco.


Si estás comenzando un régimen de ejercicios, es mejor que vayas lentamente al principio, ya que tus músculos no están listos para hacer más actividad física que de la que hacías previamente. Uno de los secretos para lograr éxito en el entrenamiento físico es incrementar moderadamente la actividad, de esta manera, tu cuerpo se irá acostumbrando al movimiento.


2) Alimentación.

Las dos horas más importantes para comer es cuando te despiertas y después de que entrenes. Para el desayuno es recomendable que ingieras carbohidratos y proteínas. Luego de que hagas ejercicios es importante que llenes nuevamente tu estómago, pues es el momento en el que las células de tu cuerpo se encuentran más receptivas a absorber la energía que acaban de gastar.


3) Nivel de dificultad.

Los ejercicios que poseen mayor dificultad son buenos para tu salud, así que no los evites. Aunque parezca más sencillo hacer una actividad en la que sólo mueves los brazos, por ejemplo, la verdad es que cuando activas todo tu cuerpo el esfuerzo se verá recompensado.

4) Combinación.

Si estás combinando los ejercicios aeróbicos con anaeróbicos, lo mejor es que dejes la parte cardiovascular para después del entrenamiento. Si haces aeróbicos antes, estarás fatigado a la hora de levantar pesas o hacer máquinas.


5) Estiramientos.

Antes de comenzar a hacer cualquier ejercicio, lo mejor es que hagas calentamiento y estiramiento. La mejor forma de hacerlo es comenzar con diez minutos de caminadora o bicicleta estática, de esta manera evitarás las lesiones pues elevarás la temperatura de tu cuerpo antes de pasar a una actividad más intensa. Igualmente, al terminar el entrenamiento es importante que estires los músculos.


6) Recuperar.

Recobrar fuerzas es tan importante como entrenar, especialmente si levantas pesas. Tus músculos necesitan volver a su lugar para empezar nuevamente. Si eres principiante, lo mejor es que comiences con tres o cuatro sesiones a la semana. No entrenes el mismo grupo de músculos durante días consecutivos y no entrenes un músculo que te duela producto de alguna rutina anterior.


7) Variedad.

Tu cuerpo responde a los cambios, es por ello que debes variar los ejercicios que haces, tanto en calidad como en cantidad. Si repites la misma rutina una y otra vez, probablemente tu cuerpo se acostumbre y no tenga ningún efecto el esfuerzo.


Sobre la salud

Además de la nutrición y del ejercicio, descubre otras vías para estar saludable y en forma.

1) Ponle movimiento a tu vida, usa menos el carro y camina más.

2) Adiós a la grasa. Empieza por evitar la comida rápida, los alimentos fritos y el exceso de salsas. Modera el consumo de mantequilla, mayonesa.

3) Deja de fumar. Es dañino para la salud y limita tu capacidad respiratoria y cardiovascular.

4) Baja el estrés. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero hay que intentarlo. Empieza por tener más pensamientos positivos.

5) Toma vitaminas.

6) Protege a tu piel del sol, especialmente si haces ejercicios al aire libre.

7) Aumenta la ingestión de frutas y vegetales.

8) Medita o pasa al menos cinco minutos diarios en un lugar tranquilo.

9) Ejercita tu cerebro: lee, estudia. Resuelve problemas.


Conoce los pretextos más comunes para no hacer ejercicio y aprende a evitarlos.

1) No tengo tiempo. Normalmente buscas tiempo para las cosas que te importan y que quieres hacer, así que sigue algunas de las siguientes ideas para comenzar a ejercitarte: busca un gimnasio cerca de tu casa u oficina; sal en bicicleta los fines de semana; haz ejercicios en bicicleta estática mientras ves televisión; apóyate en tus amistades.

2) Hago deportes, no necesito ejercicio. A pesar de que te diviertas con tus amigos jugando fútbol o cualquier otro deporte, estudios diversos han demostrado que añadir una rutina es importante para mantenerte en mejor forma y para evitar lesiones.

3) Espero un compañero de ejercicios. Deja de esperar, comienza por tu cuenta y verás que en poco tiempo te acostumbrarás a la idea de hacer ejercicio y contagiarás a otras personas.

4) Soy joven, no necesito ejercitarme. Si tienes menos de 30 años, es probable que tu cuerpo se encuentre en buena forma, pero este es el mejor momento para añadir musculatura a tu cuerpo. No esperes a cumplir los 40 para comenzar.

5) Mi pareja me acepta como soy. Probablemente tengas muchas cualidades internas que te hacen ser un gran ser humano, pero hacer ejercicios no se trata sólo de lucir bien, sino de estar saludable.

6) Ejercitarse es aburrido. Todas las personas que hacen ejercicio suelen aburrirse de vez en cuando. Por eso es mejor que varíes las actividades que haces en el gimnasio para que no te canses. Colócate metas a corto y mediano plazo para que veas los cambios.

7) Soy flaca o flaco. Las personas de contextura delgada necesitan hacer tanto ejercicio como los más gorditos. En principio, porque necesitas tonificar los músculos; y en segundo lugar, porque ser flaco no significa que estás saludable.

8) El gimnasio es caro. Hay muchos programas y ofertas que ofrecen los gimnasios. Todo está en proponérselo. Busca las mejores opciones, generalmente los centros dan descuento si te inscribes junto a otras personas. Y si aún te parece caro, puedes hacer ejercicio en un parque o al aire libre.

9) Soy una persona intelectual. Para estar sano en totalidad, es importante tanto la parte física como la mental. Así que no lo pienses más y comienza a mover tu cuerpo sin dejar de ejercitar tu mente.


Caminar

Sus ventajas y bondades


Las actividades de alto impacto suelen cansarte luego de 20 ó 30 minutos. Mientras que cuando caminas, puedes hacerlo por una hora o más sin quedar exhausto.

Uno de los grandes mitos de la caminata es que al ser un ejercicio que requiere poco esfuerzo es menos importante o efectivo que otro. Esto es mentira. Caminatas regulares mejoran tu capacidad de oxigenarte, bajan tu presión sanguínea, incrementan la fuerza de tu corazón y te ayudan a quemar grasa.

Al caminar se utilizan los mismos músculos que cuando trotas. Incluso, si caminas en una pendiente, trabajas con mayor intensidad los glúteos.

La baja intensidad de las caminatas reduce el riesgo de alguna lesión. Como es una actividad que realizas de manera automática, es sencillo para tu organismo mejorar tus condiciones físicas.

Al hacerlo, trata de que tus pasos sean lo más naturales posibles. Por otra parte, mantén la cabeza erguida y trata de contraer el abdomen.

Hay tres aspectos fundamentales a la hora de comenzar a caminar: la frecuencia, la duración y la intensidad. Se recomienda que comiences con sesiones de 20 minutos durante tres veces a la semana. Esta frecuencia puede ir subiendo con el paso del tiempo, dependiendo de cómo reaccione tu cuerpo. La velocidad dependerá de tu cuerpo, pero trata de hacerlo más rápido de lo que caminas normalmente.

No abandonar los ejercicios


Estrategias para permanecer activo.

1) Colócate metas. A corto, mediano y largo plazo.

2) Conversa con otras personas que hacen ejercicio. Compartir las experiencias te hará sentir bien.

3) Recuerda cómo eras antes de comenzar a hacer ejercicio. Seguramente has mejorado.

4) Toma en serio tu tiempo para ir al gimnasio. No te dejes vencer por la tentación de salir con los amigos. Todo tiene su tiempo.

5) Puedes seguir motivada o motivado si ves que tu ropa te va quedando grande. Sal de tiendas y pruébate la ropa que te gusta en una talla más pequeña.

6) Piensa en tu salud y en la posibilidad de evitar la hipertensión o un infarto gracias a los ejercicios.

7) Si sientes la tentación de comerte un dulce o dejar el gimnasio, mira una foto tuya antes de comenzar a entrenar y verás cómo desaparece la idea.

8) Si algo duele, detente. Es mejor aminorar la marcha que sufrir una lesión.

9) Cuando comiences una rutina, no digas que "Tratarás de hacerla". Cambia esta palabra por "Voy a hacerla".

10) Toma el tiempo que pasas haciendo ejercicio como tu tiempo personal, en el que no pensarás en otra cosa que no seas tú mismo.



» http://www.mipunto.com/temas/2do_trimestre03/enforma.html


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» pj


Tecnologia Rie.cl V2010