Las temibles VAGUADAS fenomeno climatologico producido por masas de aire frío
Baguadas consecuencias caso venezolano lo que podria pasar ...




LAS VAGUADAS



Este fenómeno climátológico producido por el encuentro de masas de aire frío con la atmósfera, ocasiona
gran destrucción a su paso. Su llegada a venezuela en 1999 fue la causante de uno de los desastres naturales de mayor escala de los últimos años de américa latina.


Las vaguadas son fenómenos climatológicos que se producen cuando una corriente de aire frío baja de las capas superiores de la atmósfera y entra en contacto con el aire cálido que se encuentra cerca de la superficie de la tierra, lo que ocasiona lluvias muy fuertes y de muchos días sobre una zona específica.


Consecuencias


Cuando en una zona determinada cae una vaguada, es decir una lluvia muy fuerte, el suelo se satura de agua y el flujo de los ríos aumenta, trayendo como consecuencia lo que se conoce como lavado de los drenajes. Este lavado es una forma que tiene el río de limpiarse y ocurre cada cierto tiempo de manera natural, pero al ocurrir de manera inesperada y violenta hace que el flujo los cauces de los ríos y quebradas aumente, arrastrando así una gran cantidad de barro, piedras y desechos al que se le conoce como lava torrencial.

Pero, ¿cómo actúa esta lava torrencial? Este fenómeno, producto de las vaguadas, arrasa la capa superior del suelo, produciendo una erosión profunda, violenta y muy rápida que remueve todas las capas de la superficie hasta sólo dejar piedras que son arrastradas por las grandes corrientes de agua.

Un ejemplo claro de esto fue lo que ocurrió en Venezuela en la tragedia del estado Vargas en 1999. Según varios geólogos, el sustrato de Vargas está formado por una piedra muy estriada y porosa, lo que permitió que el agua se filtrara y entrara en los surcos de las piedras de manera muy violenta provocando el estallido de las lajas y la salida a flote de rocas de gran tamaño.

Por otra parte, la estadía de las vaguadas puede deberse a otros factores climatológicos como por
ejemplo huracanes, frentes de aire fríos, tormentas tropicales, etc. que hacen que el fenómeno se prolongue. Esto pudo ser fácilmente observado en diciembre de 1999 en Vargas, cuando el paso de “La Niña”, junto con la vaguada, hizo que lloviera en quince días un 230% más de lo que se esperaba en todo el año.


El caso venezolano


En Venezuela, usualmente durante los meses de Diciembre a Marzo, se desplaza una corriente de aire frío proveniente del norte provocando una vaguada en la altura del área norte costera, ocasionando precipitaciones moderadas y fuertes, especialmente en el Litoral Central. Este desplazamiento de aire frío afecta a todo el Caribe, propiciando la aparición del fenómeno en países vecinos como Brasil y Colombia por acción de los vientos.



Lo que podría pasar en la capital


Pese a que algunos sectores fueron seriamente afectados en Caracas cuando ocurrieron las vaguadas más fuertes -diciembre de 1999 y febrero de 2005- lo sucedido no tuvo consecuencia tan fatales como en otros estados del país; sin embargo, expertos señalan que la ciudad capital podría sufrir una tragedia similar a la de Vargas, con desbordamientos de quebradas y una mayor cifra de víctimas debido a que el valle de Caracas está sobrepoblado.

Según la geóloga Migdalia Solano, las razones por las que no se han registrado tantos deslaves en Caracas como en Vargas se debe a la geografía del valle y a que El Ávila no ha permitido que lluvias estacionarias se ubiquen en la zona sur. Otro motivo fundamental que la ha “protegido” es su altura a nivel del mar, muy diferente si se compara con la del Litoral Central.

En Vargas, la distancia entre la cima de la montaña y el mar está al alrededor de los 2.700 metros sobre el nivel del mar (msnm), mientras que en Caracas estamos a 1000 msnm menos, lo que no significa
que una avalancha que venga con un nivel de 1500 msnm, a unos 100 kilómetros por hora, no produzca daños.

Otra de las causas por la que Caracas se podría ver afectada por una vaguada es por el hecho que esta ciudad no tiene salida al mar, por lo que la acumulación de sedimentos podría ser mayor.


Pero ¿pudiera volver a pasar?

Estudios del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales consideran que sí es probable. Con lo que ha pasado hasta ahora, la capa más externa, es decir la vegetal, ha quedado minimizada por lo que no hay suficiente suelo que absorba el exceso de agua; por eso, cada vez que llueve, los cauces se llenan con más facilidad causando así desbordamientos.




» http://www.mipunto.com/temas/2do_trimestre05/vaguadas.html


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» PJ


Tecnologia Rie.cl V2010