Enfermedad Ocular. Catarata, enfermedad de la vision que es la catarata
Catarata sintomas diagnostico en que consiste la cirugia cuando operar...




CATARATA:


¿Que es la catarata?


La catarata es la pérdida de trasparencia del cristalino. El cristalino es una lente transparente que tenemos detrás de la pupila y que nos sirve para enfocar nítidamente los objetos. Por una serie de circunstancias, enfermedades o, más frecuentemente debido al paso de los años, el cristalino puede ir perdiendo su natural transparencia y convertirse en una lente opaca.

Por tanto una catarata será más o menos avanzada dependiendo de si la disminución de transparencia es mayor o menor. Cuanto mayor es la pérdida de transparencia del cristalino (o más avanzada es la catarata) mayor será la disminución de visión.

Las cataratas son la principal causa de ceguera a escala mundial.
Cuatro de cada diez personas mayores de 60 años tienen catarata. Son curables con un procedimiento sencillo y seguro.

Existen diferentes tipos de cataratas, pero entre todas las más comunes son las denominadas cataratas seniles. Se producen en personas mayores de 50 años. El cristalino se torna opaco debido al daño que sufren sus fibras con el tiempo. Esto es debido a que las fibras del cristalino no son reemplazadas durante la vida de una persona, sino que se agregan nuevas fibras a la capa más externa del cristalino.

De esta manera las fibras del centro del cristalino tienen mas edad que la de la persona misma, ya que están en esa posición desde antes del nacimiento.
Se ha relacionado también la formación de cataratas con mayor exposición a radiación ultravioleta (del tipo de la luz solar).


¿Cómo producen ceguera las cataratas?


El cristalino es un lente situado dentro del ojo que en condiciones normales debe ser transparente. Su función es la de cambiar el enfoque del ojo para objetos lejanos y cercanos. Cuando el cristalino pierde su transparencia impide que la luz proveniente de los objetos se enfoque adecuadamente sobre la retina. Al ocurrir esto disminuye la calidad y cantidad de visión, hasta el punto de producir la ceguera.


¿Cuáles son los síntomas?


Normalmente las cataratas se manifiestan por una lenta y progresiva disminución de visión, ésta aparece nublada, desenfocada, o como si viera a través de un velo, y que no mejora al cambiar de gafas.

Esta disminución de visión suele ser más acusada en ciertos ambientes de luminosidad, por ejemplo en la oscuridad y con focos de luz, cuando la persona está conduciendo se tienen problemas ya que las luces de los vehículos le deslumbran, o con luz solar intensa. Además se pierde la tonalidad de los colores.
Las cataratas no producen ardor, lagrimeo, ni dolor de cabeza.


¿Cómo se evalúa la agudeza visual?


La agudeza visual se mide mediante un sencillo procedimiento aplicado por el oftalmólogo u optómetra. El procedimiento consiste en ubicar al paciente a determinadas distancias y pedirle que lea los caracteres de una cartillas especiales para ese fin.

Cada cartilla tiene una angulación diferente y permite evaluar la agudeza visual del paciente en visión lejana y visión próxima.

En una cartilla de este tipo, el carácter más grande equivale a 20-200; lo ideal es que el paciente llegue a 20/20 sin errores. Por lo general se comienza ocluyendo el ojo izquierdo (tapándolo) y luego el derecho, ya que un ojo puede tener menor agudeza que otro.

Para los niños existen cartillas con figuras y para las personas analfabetas existen las cartillas direccionales donde lo relevante es que la persona indique los giros que da el carácter.


¿Es hereditaria? ¿A que edad se presenta? ¿Qué enfermedades favorecen su aparición?

Las cataratas son una parte normal del envejecimiento. Cuanto mayor es la persona, mayor es la probabilidad de aparición y progresión de las cataratas. Sin embargo hay ocasiones en que las cataratas aparecen en edades más precoces, sobre todo en personas que padecen determinadas enfermedades como la diabetes, inflamaciones intraoculares y alta miopía entre otras.

También pueden aparecer cataratas tras un traumatismo ocular o en algunas familias predispuestas. Casi tres de cada cuatro personas mayores de 60 años padecen de cataratas, la mayoría de las personas que tienen cataratas, las tienen en los dos ojos. Sin embargo, uno de los ojos puede estar peor que el otro, porque
cada una de las cataratas se desarrolla con diferente rapidez


¿Cómo se diagnostica?


Un examen regular de su vista es todo lo que se necesita para encontrar las cataratas. Probablemente le pondrán gotas en los ojos para agrandar las pupilas (los círculos negros en medio de su ojo). Hacer esto le permite al medico ver dentro de sus ojos.


¿Cuales exámenes le son practicados al paciente con sospecha de catarata?


Usando una luz brillante, el médico puede ver si las lentes están transparentes, y puede buscar otros problemas en la parte interior de los ojos.
Existen otros exámenes que se pueden realizar ocasionalmente para comprobar cuanto le afecta la catarata a su vista, y poder tener una referencia para evaluar la mejoría tras una intervención de catarata:

Examen de luz brillante.
Examen de percepción de contrastes.
Examen de visión potencial.
Examen microscópico de fotografía especular.

No todas las personas necesitan estos cuatro exámenes.


¿Cómo se maneja? ¿En que consiste la cirugía? ¿Siempre se maneja con cirugía?


El tratamiento de las cataratas es fundamentalmente quirúrgico. La operación de cataratas consiste en la extracción de la parte del cristalino que está opacificada y su sustitución por una lente artificial que se coloca en el mismo sitio que el cristalino original (lente intraocular), restaurando la visión que se había perdido a consecuencia de las cataratas.

La cirugía se realiza en un hospital o clínica. A los niños mediante anestesia general y a los adultos se puede realizar despierto o ligeramente adormecido con anestesia local.

El resultado de la cirugía de cataratas es óptimo. La operación tiene muy pocos riesgos, el período de convalecencia y el dolor son mínimos y la mejoría de la visión es notable (en el 95% o más de todas las operaciones de cataratas hay mejoría de la visión).

A través de la historia se han ideado diferentes procedimientos para remover la catarata o al menos alejarla del eje visual. Hoy en día el procedimiento ideal en la mayoría de los casos es la facoemulsifiación.

Una de las técnicas más modernas para curar las cataratas es la facoemulsificación.
Esta procedimiento permite la extracción del cristalino a través de una incisión de tan sólo 3mm.
La facoemulsificación (faco) utiliza una sonda de ultrasonido o laser para fraccionar mecánicamente el cristalino y luego aspirarlo.

Finalmente se implanta un lente intraocular que reemplaza el cristalino. En la mayoría de los casos no se requiere sutura ya que la incisión es lo suficientemente pequeña para sellarse por sí sola.

La facoemulsifiación se realiza con anestesia tópica (gotas de anestésico) y no requiere inyecciones de anestesia ni anestesia general. El paciente está despierto durante el procedimiento pero con sus ojos anestesiados.

Esto quiere decir que no siente nada en sus ojos: No hay molestia ni dolor. El procedimiento tiene una duración aproximada de 15 minutos por cada ojo. Una vez terminado el procedimiento usted podrá ir a su casa sin necesidad de hospitalización.

Este tipo de cirugía se realiza hace ya varios años en Colombia y la clínica más especializada es la Clínica Berraquer.


¿Cuándo se decide operar?


La decisión de operarse de cataratas corresponde al paciente, por ello el problema surge cuando debemos de tomar una decisión sobre cuándo. Por ello lo primero que tenemos que saber es si la pérdida de visión es por cataratas, ya que no toda disminución de la visión en una persona de edad avanzada está producida por cataratas. Por ello el diagnóstico correcto por un oftalmólogo es lo prioritario.

Una vez que el diagnóstico es seguro debemos plantearnos si la pérdida de visión producida por la catarata afecta la calidad de vida de la persona, y le impide realizar actividades normales. En este caso debe plantearse la realización de una intervención quirúrgica.


¿Qué debe hacerse después de la cirugía?

Es importante no tocar el ojo el primer día y no poner presión sobre este durante 5 días (especialmente no frotarse). Es normal que se presente una ligera molestia en los ojos el mismo día de la cirugía (similar a tener una pestaña dentro del ojo).

En general no se requiere ocluir los ojos, de manera que el paciente sale caminando por sus propios medios de la sala de cirugía aunque la visión será borrosa durante los primeros 2 o 3 días, debido a la mínima inflamación que se produce. Es de gran importancia aplicar los medicamentos que sean indicados, generalmente gotas oftálmicas. Quince días después del procedimiento puede realizarse cualquier actividad como si nunca se hubiera operado.

Con la facoemulsifiación no existe el riesgo que existía con otros procedimientos donde el ojo perdía estabilidad y por lo tanto un golpe se convertía en una situación de alto riesgo. La estructura del ojo se mantiene y por lo tanto tiene las mismas características de un ojo que no se ha operado.


Autor: Lic. Luz Emilia Gallo.





» http://www.abcmedicus.com/articulo/pacientes/1/id/2/pagina/6/cataratas.html


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» pj


Tecnologia Rie.cl V2010