Orfebrería precolombina, arte precolombino, el oro en sociedades indígenas
Oro metal sagrado, muisca esta cultura poblaba el altiplano....

Orfebrería precolombina.

La cultura Tolima

Dentro del contexto arqueológico americano, Colombia se destaca por el trabajo de la orfebrería. Las sociedades indígenas crearon un arte rico en variantes y en técnicas para reiterar un mensaje sagrado. El oro es la materialización de la energía creadora del padre sol que hace posible la vida.

Colombia esta situada al norte de Sudamérica. El país es bañado por el océano Atlántico al norte, y el Pacifico por el oeste.. Como una columna vertebral, la cordillera de los Andes se prolonga desde el sur del continente formando tres fértiles ramales, innumerables valles, mesetas y laderas donde se agrupa la mayoría de la población actual del país.

Antiguamente, sociedades gobernadas por caciques ocupaban el territorio colombiano. El oro, metal sagrado, engalanaba a los lideres políticos y servía de ofrenda a los Dioses. Las culturas halladas por los arqueólogos son las siguientes:

Calima

Durante el primer milenio antes de nuestra era en el valle de los ríos Calima y Dagua, tributarios del océano pacifico, grupos de agricultores nómadas y excelentes ceramistas protagonizaron un largo proceso de desarrollo económico conocido como Llama.

A este periodo se le llamó Yocoto, donde se producían espléndidas piezas en oro, vistuosos atuendos, representaciones de una fauna variada y de hombres con atributos animales, unión del mundo real y el místico, alfileres y poporos para el consumo ritual de la hoja de coca.


Muisca

Esta cultura poblaba el antiplano de la cordillera oriental colombiana y sobrepasaba el millón de habitantes, agricultores de maíz, papa y otros tubérculos andinos; vivían dispersos en laderas y valles sujetos a caciques, que. gobernaban, desde aldeas, dos jefes principales, el Zipa y el Zaque.

En centros ceremoniales se congregaba periódicamente la población para rituales donde el oro cumplía un papel fundamental. Los tunjos o ídolos, figurinas pequeñas y toscas, y en ellas representadas seres humanos, animales y escenas de la vida política y social, eran depositadas como ofrendas en templos, cuevas y lagunas sagradas.

De esta cultura nace la famosa leyenda del dorado, una gran balsa de juncos, adornada con lo mas vistoso imaginable. Se desnudaba al heredero, se le untaba con una tierra pegajosa y se le espolvoreaba con oro en polvo y molido de tal manera que en la balsa iba cubierto todo de este metal.

El indio hacia su ofrecimiento echando todo el oro y esmeraldas que llevaba en medio de la laguna, y los cuatro caciques que iban con él hacían lo propio. Despues llevaban la balsa a tierra y se comenzaba una fiesta, quedando así el heredero reconocido como jefe y príncipe hasta su muerte.

La balsa Muisca, pieza excepcional y figura votiva (ofrenda), fue fundida en una sola pieza mediante la técnica de la cera perdida en un molde de arcilla. El metal es oro de alta ley (80%) con plata nativa y cobre en aleación.
 

Sinu

Habitaban las llanuras tropicales del caribe norte colombiano, zonas de cienagas, estuarios y sabanas, con una fauna variada. Se llamaban Zenúes, fueron establecidos por comunidades donde sus jefes, miembros de un mismo linaje, controlaban la distribución masiva de productos.
Explotaban el oro nativo y figuras de animales tales como la rana que representaba fertilidad y abundancia. 

Tolima

El valle del río Magdalena, principal arteria fluvial de Colombia, fue importante zona de paso en los movimientos de población e intercambios comerciales, reflejados en la influencia entre las culturas del sur, centro y del norte.
Destacaba la orfebrería de estilo abstracto, simétrico y esquemático, al igual que dualistas basados en contrastes y equilibrios entre los espacios vacíos y llenos con que decoraban extraños seres míticos dotados de alas y fauces de jaguar o insectos fabulosos con poderes de ave, pez y felino. 

Tairona

La cultura Tairona habitaba la sierra nevada de Santa Marta, en el norte del país. Son notables sus obras de ingeniería y arquitectura, como terrazas, alcantarillado, puentes, caminos y escaleras.
Tenía una poderosa casta sacerdotal, piezas de oro, y piedra y cerámica mostrando hombres y animales que se mezclan en figuras que hoy en dia habitan todavía esta extensa zona. 

Quimbaya

Los orfebres del periodo Quimbaya crearon, en las templadas vertientes del río Cauca, un arte naturalista. Sus poporos inspiran en formas vegetales otros retratos de rostros serenos y poses hieráticas en cuyo interior se han hallado fragmentos de huesos calcinados.

Maestros de la fundición en cera perdida, moldeaban sus piezas con cera de abejas y luego cubrían el modelo con arcilla; al calentar, el molde la cera dejaba su forma en el interior, la aleación de oro y cobre o tumbaga, vertida en el molde, tomaba la forma que había tenido en el molde de cera. 

Estas culturas fueron las primeras en trabajar el metal, el cual encontraban en los ríos.

Hacia comienzos de nuestra era estas sociedades vivían en aldeas rodeadas de campos de cultivo. Redes de trueque e intercambio hacían que las ideas y novedades se difundieran de una región a otra. Las culturas mas destacadas son las del Norte, Sinu, Tairona y Muisca; sus estilos diferentes entre si, comparten la preferencia por la fundición en la aleación de oro y cobre, llamada Tumbaga.

Los objetos de oro acompañaron a los muertos en ceremonias que se hacían en los ríos aledaños a su territorio, con figuras de animales que representaban la tierra, la fertilidad y prosperidad.´


» http://web.jet.es/mpfauder/historia.html


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» p j


Tecnologia Rie.cl V2010