Instrumento de viento, El saxofon,instrumento musical de viento saxofón,historia
Construcción, tipos de saxofones, partes del saxofon técnica....

Saxofón

El saxofón, saxófono es un instrumento cónico de la familia de los instrumentos de viento madera, generalmente hecho de latón y consta de una boquilla con una única caña al igual que el clarinete. Fue inventado por Adolphe Sax a principios de la década de 1840.

El saxofón se asocia comúnmente con la música popular, la música de big band y el jazz, pero fue originalmente proyectado tanto para la orquesta donde se sitúan detrás de las flautas traveseras, y como instrumento de banda militar. A los que tocan el saxofón se les llama saxofonistas o saxos, aunque esta última palabra sirve para designar de igual manera al instrumento.


Historia

El saxofón fue creado a mitad de la década 1840 por Adolphe Sax, un fabricante de instrumentos y clarinetista nacido en Dinant (Bélgica) que trabajaba en París, y fue oficialmente sacado a la luz con la patente de 1846 (que le fue concedida el 17 de mayo). Hizo 14 tipos distintos de saxofones.

La asombrosa habilidad de Sax para ofender a los fabricantes rivales de instrumentos y los desafortunados prejuicios existentes respecto a su persona e instrumentos condujeron a que el saxofón no se utilizara en las orquestas, quedando relegado durante un largo periodo a las bandas militares, a pesar de su gran amistad con algunos influyentes compositores parisinos como Berlioz.

La inspiración que se tomó para crear el instrumento es desconocida, pero hay una clara evidencia que apunta a encajar una boquilla de clarinete a un figle como su origen más probable (hacer esto conduce sin duda alguna a un sonido parecido al del saxofón). Sax trabajó en el taller de su padre durante muchos años, y en él fabricaban tanto clarinetes como figles.

El tarogato húngaro/rumano, que es bastante similar al saxofón soprano, ha sido también señalado como posible inspiración. Sin embargo, esto no puede ser así, porque el tarogato moderno que dispone de una boquilla de una caña no fue desarrollado hasta 1890, mucho después de que el saxofón hubiera sido inventado. Lo más verosímil, no obstante, es que lo que Sax intentara crear fuera efectivamente un instrumento totalmente nuevo que encajara tanto tonalmente como técnicamente con la idea que el tenía en mente y que tuviera un nuevo nivel de flexibilidad. Esto explicaría que eligiera nombrar al instrumento como la "voz de Sax."

El desarrollo esta definido casi enteramente en términos de la patente de Sax. Durante la duración de la patente (1846-1866) nadie excepto la fábrica de Sax en París pudo legalmente fabricar o modificar el instrumento. Después de 1866 se introdujeron muchas modificaciones que llevaron a cabo diversos fabricantes.


Construcción

El saxofón usa una boquilla con una sola caña similar a la del clarinete, pero con una cámara interior hueca redonda o cuadrada. El cuerpo del saxofón es cónico, dándole propiedades más similares a las del oboe que al clarinete. Sin embargo, a diferencia del oboe, cuyo tubo es un cono único, la mayoría de los saxofones tienen una curva en la campana que los distingue de estos. Entre los saxofones soprano y sopranino es más común encontrarlos rectos que curvos, y aunque los altos y tenores rectos también existen, son más raros. Existe un debate entre los músicos sobre el efecto que tiene la curvatura en el tono.

Con una digitación sencilla, el saxofón moderno es generalmente considerado un instrumento fácil de aprender, especialmente cuando se procede de otros instrumentos de viento madera, aunque a pesar de esto se requiere una cantidad considerable de práctica y trabajo para alcanzar un tono con color y correctamente afinado.


Como comprar un saxofón. Recomendaciones útiles para la compra de tu Saxo
A la hora de comprar un saxofón es muy importante tener en cuenta varios aspectos. En primer lugar te recomiendo que vayas a comprar tu primer saxofón con tu profesor o con alguien que entienda del tema.
Como primer medida, tienes que saber que tipo de saxofón te interesa comprar.

Tipos de saxofones

Saxo soprano:

Este saxofón es el que tiene el registro mas agudo de todos. Esta afinado en la tonalidad de SI bemol (Bb) y es similar al clarinete es su forma. Tiene un repertorio amplio y es un buen instrumento si quieres destacarte en alguna orquesta.

Saxo Alto:

El saxo alto tiene un registro medio. Su repertorio es amplio y lo comparte con el saxo tenor. Este saxo esta en la tonalidad de MI bemol (Eb) y al tener las llaves a una distancia que facilita la digitación. Es un saxo con un sonido agradable. Este saxo es ideal para los chicos que quieren comenzar con este instrumento ya que su peso y tamaño se adapta perfectamente a su edad. (8 años en adelante).

Saxo Tenor:

El registro de este saxofón es mas grave y comparte el repertorio con el saxo alto. Esta afinado en la tonalidad de SI bemol (Bb) al igual que el saxo soprano. Es mas grande que el saxo alto y necesita de una buena técnica respiratoria para su ejecución.

Saxo Barítono:

Este saxo tiene el registro mas grave de todos. Esta afinado en la tonalidad de MI bemol (Eb) al igual que el saxo alto. Es un instrumento con un repertorio acotado. Es ideal para acompañamiento en orquestas grandes por su sonido grave y su calidez sonora. Es un saxo bastante grande y pesado. Suele tocarse sentado y con un apoyo en el piso.

Saxo Sopranino:

Esta en la tonalidad de Mi bemol (Eb) afinado una octava por encima del saxo alto.

Saxo Melody en Do: Lógicamente como su nombre lo indica, esta afinado en Do y tuvo su auge antes de la Segunda Guerra Mundial.

Saxo Bajo: Esta afinado en la tonalidad de Si bemol (Bb), una octava por debajo del saxo tenor.

Saxo Contrabajo: Afinado en la tonalidad de Mi bemol (Eb).

Saxo Mezzosoprano: Afinado en la tonalidad de Fa (F).

Saxo Swanee: Este saxo tiene una especie de embolo como la flauta llamado Swanee whistle.

Saxo Saxie: Es un instrumento nuevo y simplificado que carece de llaves.

Partes del saxofon


BOQUILLA:

Las boquillas tienen números, los números marcan la apertura que tienen. La apertura es la distancia q hay entre la punta de la boquilla y la punta de la caña. Si recién comienzas a tocar el saxofón, te recomiendo una boquilla cerrada. Cerrada se le dice a las boquillas de números bajos, por ejemplo, una boquilla numero 3. Cuanto mas cerrada sea la boquilla, mas fácil te resultara la respiración para sacarle un buen sonido. Una vez que hayas hecho los ejercicios de respiración y tengas una buena técnica, puedes tocar una una boquilla numero 5 o 7.

CAÑA:

Las cañas tienen números. Ese numero marca la dureza que tiene. Una buena caña numero 2 o 2 1/2 esta bien como para comenzar a tocar el saxofón. A medida que vayas ejercitando la embocadura, vas a poder tocar con cañas mas gruesas, por ejemplo una caña numero 3. La dureza también cambia según la marca. No todas las cañas del mismo numero y de distinta marca tienen la misma dureza. Prueba cual es la que te haga sentir mas cómodo. Una buena combinación para comenzar a tocar el saxofón es una boquilla numero 3 con una caña de buena marca numero 2.

CUERPO Y TUDEL:

En primer lugar, fijate que el saxo no tenga golpes ni abolladuras sobre todo en la parte superior y en la campana. Los saxos con golpes en el cuerpo debes descartarlos inmediatamente.
Una vez chequeado esto, observa que el tudel (la parte superior y desmontable del saxo) sea de la misma marca que el cuerpo del saxofón.

Hay marcas que sacan varios modelos de tudel para el mismo saxo, pero si el tudel es de distinta marca que el cuerpo tampoco sirve. Fijate que el mecanismo de llaves funcione a la perfección y que no tenga perdidas de aire. Para eso pide a tu profesor o acompañante que lo pruebe.
Otro aspecto que debes mirar es la afinación. Aquí tienes que ver dos cosas. Primero, si el saxofón esta realmente afinado en la tonalidad que corresponde y segundo si esta afinado en si mismo, osea, si la relación intervalica de notas es correcta en el propio instrumento. El enzapatillado tiene que estar en perfectas condiciones.

No tiene que perder aire por las llaves a causa de zapatillas resecas o gastadas. El recambio de zapatillas es costoso, por lo tanto puedes pedir una rebaja en el instrumento por esa causa.
Si el saxo que estas comprando es nuevo, puede que las notas agudas suenen desafinadas o que directamente no suenen, esto es porque el material no esta acostumbrado a vibrar a alta frecuencia, y por lo tanto no reproduce el sonido exacto.

Es por eso que los saxos de buena marca usados son mas caros que los nuevos, ya que estos están tocados en todas las notas y el instrumento reproduce fácilmente cualquier registro.

Algunos recomiendan comprar saxos de estudio o de marcas no reconocidas para aquellos que recién comienzan, con intenciones de cambiarlo en un futuro por un saxo de mejor calidad. Yo recomiendo siempre comprar directamente un buen saxofon y de buena marca desde el comienzo ya que si sabes cuidarlo y mantenerlo puedes tenerlo para toda la vida.
Sigue estas recomendaciones para la compra de tu saxofón y no tendrás problemas que te dificulten en el estudio.


Materiales

La mayoría de los saxofones de hoy están hechos de latón. Los fabricantes aplican a menudo un baño de laca, o un chapado de plata u oro sobre el metal desnudo. La laca o el chapado sirven para proteger al latón de la corrosión, para realzar la calidad del sonido y, en el caso de los lacados con color, para darle una apariencia más vistosa. Hay un pequeño número de saxofones que se han puesto a la venta y que están fabricados con materiales distintos al latón. Los de plata, cobre y bronce son notables ejemplos.

Se han probados otros materiales con distintos grados de éxito, por ejemplo en la década de 1950 los saxofones de plástico hechos por la Compañía Grafton o los raros saxos modernos de madera.


Boquillas

dos boquillas para saxo tenorLas boquillas están hechas en una amplia variedad de materiales, las hay tanto metálicas como no metálicas. Las boquillas no metálicas son normalmente de ebonita, de plástico o de caucho duro, a veces de madera, y raras veces de cristal. A las boquillas de metal algunos le atribuyen un sonido distintivo, descrito a menudo como más brillante que las no metálicas. Algunos músicos creen que las de plástico no producen un buen tono.

Otros saxofonistas afirman que el material tiene poca repercusión en el sonido, si es que tiene alguna, y que son las dimensiones físicas las que le dan a la boquilla su color tonal. Las (Teal 17) con una cámara cónica son las más cercanas al diseño original de Adolphe Sax y funcionan muy bien en la interpretación clásica.

El jazz y la música popular que los saxofonistas tocan a menudo se hacen con boquillas abiertas. Están adecuadas de manera que el bafle, o "techo", de la midms esté más cercano a la caña, por esa razón se crea un flujo de aire más rápido. Esto produce un sonido más claro que acorta fácilmente las distancias existentes en una big band o entre instrumentos amplificados.

Aunque las aberturas grandes, y el tono resultante, están comúnmente asociadas con las boquillas metálicas, cualquier boquilla puede tener una. De esta manera se permite una mayor flexibilidad en el tono, dando cabida a efectos como el bending, común en el jazz y el rock. Los intérpretes clásicos por lo general suelen optar por una boquilla con una abertura estrecha y un cámara más baja, produciendo un sonido más oscuro y estable. Muchos intérpretes clásicos tocan boquillas de caucho, con una cámara interior redonda o cuadrada.


Cañas

Cañas para saxo alto y tenor Frederick L. Hemke.Al igual que los clarinetes, los saxofones usan una única caña. Sin embargo, estas son generalmente más anchas y más cortas que las de clarinete. La dureza se mide habitualmente (aunque no siempre) usando una escala numérica que va del 1 al 6, aun así, con poca frecuencia se ven cañas en los extremos de este espectro. Desgraciadamente, esta escala esta lejos de ser un estándar, y una Rico 3 es rotundamente más blanda que una Vandoren 3, por ejemplo.

Algunos músicos hacen sus propias cañas, pero como esto requiere tiempo y a veces hace falta un equipo caro, muchos no lo hacen. La mayoría de músicos, sin embargo, ajustan las cañas cortándolas o lijándolas. El cuidado de la caña es un tema controvertido entre los músicos.

Los métodos para "controlar" las cañas y las opiniones sobre cuanto tiempo se mantienen estas utilizables difieren muchos entre unos músicos y otros y este tema, quizás, debería tratarse en otro artículo. La mayoría de músicos esta de acuerdo en que de alguna manera las cañas son inconsistentes y requieren un mantenimiento. Los estudiantes avanzados y los saxofonistas profesionales emplean años perfeccionando su método de selección de cañas, almacenamiento y ajuste de las mismas.

Las cañas sintéticas hechas de distintos materiales también existen, y son usadas por un pequeño número de saxofonistas. Muchos consideran que estas dan un control bastante pobre, que su sonido es poco característico de acuerdo con el instrumento, o solo contemplan su uso en las bandas de música, donde la calidad del tono tiene una menor importancia. Por otro lado, las cañas sintéticas, son, por lo general, más duraderas que sus equivalentes, y no necesitan ser humedecidas antes de tocar.

las nuevas cañas de plástico hechas por la compañía canadiense Legere han supuesto un avance tecnológico y se han ganado una aceptación respetable entre algunos músicos, especialmente entre aquellos que cuando tocan el instrumento lo hacen de manera intermitente (y si se deja cierto tiempo una caña natural podría secarse).


Miembros de la familia del saxofón

El saxofón fue originalmente patentado como dos familias, cada una de siete instrumentos. La familia orquestal consistía en instrumentos en clave de do y fa, y la familia de “banda militar” en mi bemol y si bemol. Cada familia constaba de un sopranino, un soprano, un alto, un tenor, un barítono, un bajo y un contrabajo, aunque algunos de estos nunca fueron fabricados; Sax también proyectó un subcontrabajo, pero nunca llegó a realizarlo.

Saxofones comunes


En la familia de banda, solo el soprano, alto, tenor y el baritono son de uso corriente (estos forman las típicas secciones de saxofón de ambas bandas, las militares y las “big band”). El Saxofón bajo es a veces usado en bandas de música (especialmente música compuesta por Percy Grainger).

Casi todos los músicos empiezan aprendiendo en el alto, pasándose más tarde al tenor o al barítono una vez que hayan desarrollado ciertas aptitudes. El saxofón alto es el más popular entre los compositores clásicos y artistas; la mayoría de los saxofonistas clásicos se centran en primer lugar en el alto.

El soprano ha ido ganando cierta popularidad en las últimas décadas, gracias sobre todo a los trabajos del saxofonista de jazz John Coltrane en 1960. El soprano se tiene a menudo como más complicado de tocar, o de mantener afinado. Aun se hacen unos pocos bajos, sopraninos y contrabajos; dirigidos principalmente a coleccionistas o para usos innovadores o de vanguardia, aunque son usados en raras ocasiones exceptuando los grandes conjuntos de saxofones.


Instrumentos relacionados

Han aparecido numerosos instrumentos relacionados con el saxofón desde que Sax presentara su trabajo original, la mayoría sin ningún éxito significativo. Se incluyen entre estos el saxello, similar al soprano recto pero con una ligera curvatura en el tudel y una campana inclinada; el alto recto; y el tenor recto (actualmente solo fabricados por L.A. Sax Company). Teniendo en cuenta que el tenor recto mide aproximadamente 1,5 m de largo, el engorroso tamaño de semejante diseño dificulta dos cosas: tocarlo (especialmente cuando uno esta sentado) y transportarlo. Muchas compañías, incluyendo Rampone & Cazzani y Woodwind and Brasswind, están comerciando sopranos rectos con campana inclinada como saxellos (o "sopranos saxellos").

Dos de estas variantes fueron auspiciadas por el músico de jazz Rahsaan Roland Kirk, que llamó a su alto recto stritch y a su saxello modificado manzello; este instrumento único tenía una campana más grande de lo habitual y un teclado modificado.

El tubax, desarrollado en 1999 por el fabricante de instrumentos alemán Benedikt Eppelsheim, reproduce el mismo rango, y con la misma digitación que un saxofón contrabajo en mi bemol; es del mismo calibre, sin embargo, es más estrecho que el saxofón contrabajo, haciéndolo un instrumento más compacto y con un sonido más "juncoso" (comparable al contrabajo de doble caña sarrusofón).

Otra variante inusual del saxofón fue el Conn-O-Sax, un instrumento recto afinado en fa (un grado por encima del alto en mi bemol) con un tudel ligeramente curvado y una campana esférica. El instrumento, que combinaba el calibre y teclado del saxofón con una campana similar a la del heckelfon, intentaba imitar el timbre del cuerno inglés y fue producido solo entre 1928 y 1930. El instrumento tenía un registro que iba desde la baja hasta sol alto.

Aunque no son verdaderos saxofones, Se crearon versiones baratas para folk hechas de bambú y sin teclas en el siglo XX, hechas por fabricantes de Hawai, Jamaica, Argentina, Tailandia, e Indonesia. El instrumento hawaiano, llamado xaphoon, es comercializado como el "saxo de bambú", aunque su forma cilíndrica se asemeja más a la de un clarinete (presenta solo armónicos impares).

Saxofones de bambú que funcionan acuáticamente con un cono escalonado (con todos los armónicos presentes) son fabricados artesanalmente en Buenos Aires por Angel Sampedro del Río , utilizando una llave construida también en bambú y digitación de flauta dulce. El exponente jamaicano más conocido y con un "saxofón" casero similar al saxo de bambú fue el músico mento y fabricante de instrumentos Sugar Belly (William Walker). En la región de Minahasa de la isla Indonesia de Sulawesi, existen bandas enteras constituidas por "saxofones" de bambú e instrumentos de "latón" de varios tamaños. Esos instrumentos son ingeniosas imitaciones de los instrumentos europeos hechas con materiales locales.


La escritura musical para el saxofón

La música para el saxofón se escribe en clave de sol. El rango estándar escrito comprende desde el si bemol que esta por debajo del pentagrama hasta el fa sostenido situado tres octavas por encima del mismo. Las notas altas (aquellas en el rango de altissimo, que incluyen al fa sostenido alto y las que están por encima) pueden ser tocadas también usando técnicas avanzadas. El propio Sax demostró el mismo que el instrumento tenía más de tres octavas.

Casi todos los saxofones son instrumentos transpositores, el sopranino, el alto y el barítono están los tres en clave de mi bemol, y el soprano, tenor y bajo en clave de si bemol. Ya que el saxofón es un instrumento transpositor, es sencillo para un interprete cambiar entre uno y otro pues la digitación permanece intacta para la mismas notas escritas. Cuando el saxofonista toca un do del pentagrama con un saxofón alto afinado en mi bemol, la nota suena como un mi bemol una sexta por debajo de la nota escrita; en un tenor afinado en si bemol, la nota sonaría como un si bemol pero una novena por debajo. El barítono en mi bemol esta una octava por debajo respecto al alto, y el soprano en si bemol una octava por encima del tenor.

Teniendo en cuenta que tanto el barítono como el alto están afinados en mi bemol, estos pueden tocar en la tonalidad estándar de la música de conciertos escrita en clave de fa, haciendo de cuenta que es clave de sol, porque así el sol "escrito" se transforma en mi "leído", al cual el instrumento transforma de nuevo en sol, para el barítono en la misma octava, para el alto hay que tocar una octava más arriba, en ambos casos teniendo en cuenta que hay que agregar tres alteraciones ascendentes.

Los últimos modelos de saxofones barítonos tienen el la natural bajo, pero no es así para los otros miembros de la familia (exceptuando un limitado número de altos Selmer Mark VI), y los compositores que escriben esta nota para el barítono deberían ser conscientes de que cabe la posibilidad de que no pueda tocarse si el interprete tiene un instrumento antiguo.


Técnica

La técnica para tocar el saxofón es subjetiva y esta basada en el estilo que se pretenda tocar (clásica, jazz, rock, funk, etc.) además del sonido que el músico tenga idealizado y pretenda alcanzar. El diseño del saxofón permite una increíble variedad de producción tonal, y el sonido de saxofón "ideal" y las teclas para producirlo son temas que alimentan acalorados debates. Sin embargo, hay una estructura básica subyacente que sustenta la mayoría de las técnicas.


La embocadura

En la embocadura típica, la boquilla no se introduce más de la mitad en la boca del que toca. El labio inferior envuelve de manera suave la boquilla (aunque algunos eligen volver el labio hacia afuera) la cual descansa sobre el labio, y es mantenida firme con una ligera presión de los dientes superiores que reposan en la boquilla (a veces se almohadilla con una fina cinta de caucho conocida como cojinete o "almohadilla para morder").

El labio superior se cierra circundando la boquilla para crear un cierre hermético, y los filos de la boca se mantienen firmes y estáticos hacia la nariz mientras la cabeza se inclina hacia abajo para enderezar el tudel y por consiguiente la corriente de aire.

Es de gran importancia la situación de la garganta para obtener un sonido completo además de rapidez produciendo las notas. Debe permanecer abierta, igual que cuando se bosteza. Esta apertura debería continuar constante a lo largo de todo el registro del saxo, y en especial con el registro bajo (desde re hasta si bemol, o hasta la, si estuviera disponible). El registro completo del instrumento debe tocarse sin cambiar la embocadura.


Efectos de entonación

Hay muchos efectos que pueden usarse para crear distintos e increíbles sonidos.

El gruñido es una técnica de las usadas por medio de la cual el saxofonista canta o emite zumbidos mientras esta tocando. Esto produce una modulación del sonido, y provoca una rugosidad o aspereza en el sonido. Esto no se da muy a menudo en la música clásica o música de banda.
l

a técnica del glissando o "deslizando" puede usarse también. En esta el saxofonista hace variar el sonido de la nota usando la embocadura y al mismo tiempo se desliza hacia arriba o hacia abajo con los dedos hacia otra nota.

Esta técnica se oye muy a menudo en música de big band (por ejemplo, en la canción "Sing sing sing" de Benny Goodman) e incluso en partituras orquestales ("Rhapsody in Blue" de George Gershwin).
Los multifónicos son una técnica para tocar más de una nota a la vez. Una combinación especial con los dedos posibilita que el instrumento vibre en dos tonos uno tras otro, creando un trino característico.

El uso de armónicos involucra digitar una nota pero alterar la corriente de aire para producir otra que es un armónico de la nota tocada. Por ejemplo, si se adopta la posición para tocar el si bemol bajo, se puede producir un si bemol una octava por encima manipulando la corriente de aire. Otros armónicos que pueden ser obtenidos de esta manera incluyen fa, si bemol, y re. las mismas técnicas de variación de la columna de aire que se usan para los armónicos se utilizan también para producir notas que están por encima de la fa alta (el "registro altissimo").


» http://es.wikipedia.org/wiki/Saxofon


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» P J


Tecnologia Rie.cl V2010